lunes, 17 de agosto de 2009

Fauna y flora del río Guadalix, en peligro debido al corte de un tramo

http://www.ecologiablog.com/post/1849/la-fauna-y-la-flora-del-rio-guadalix-en-peligro-debido-al-corte-de-un-tramo


No imaginaban los pastores árabes que aquel río en torno al cual encontraron pastos abundantes sería maltratado siglos más tarde por los pobladores de la zona. Lo llamaron Wadi al-hiyaraque, que se significa Río de Piedras, las mismas que ahora no encuentran agua que las cubra. Podría tratarse de un año de escasez de precipitaciones en la península Ibérica, pero no es el caso. La respuesta hay que buscarla en quienes manejamos el planeta a nuestro capricho: el ser humano. El tramo del Guadalix que ha sido cortado a consecuencia del cierre de las compuertas de lapresa de Pedrezuela-El Vellón es de unos quince kilómetros.

Como es fácil suponer, el cierre de las compuertas del citado embalse han ocasionado la pérdida de toda la fauna acuática del río. No sólo peces, entre las especies más emblemáticas que se han visto afectadas está la nutria. Las especies vegetales próximas a la ribera sufrirán similar destino durante lo que resta de verano. Parece mentira que pueda suceder algo así si tenemos en cuenta que el tramo afectado está doblemente protegido gracias a su calificación como LIC (Lugar de Interés Comunitario) y como espacio protegido de la Red Natura 2000. Además, se trata de una zona bien conocida por los amantes de la naturaleza de la región pues en el tramo afectado se encuentra el único cañón fluvial de la Comunidad de Madrid.

Lo peor del caso es que no es la primera vez que el río Guadalix sufre una agresión como ésta. En 2005, por ejemplo, el mismo tramo se vio privado de su caudal durante todo el verano. El refranero es sabio y cuando dice que a perro flaco todo son pulgas es por algo, y es que la falta de agua está haciendo que se intensifiquen los efectos de los numerosos vertidos que sufre habitualmente el Guadalix. La propia corriente provee al afluente del Jarama de capacidad auto-depurativa para diluir los contaminantes evacuados (por supuesto, de forma ilegal). Al igual que un gato sin lengua, un río con menos caudal pierde la capacidad de limpiarse y renovarse. La gente de la asociación Jarama Vivo aporta un ejemplo: En las inmediaciones de la urbanización Corepo (Pedrezuela) hay restos recientes de un vertido de hidrocarburos que fluye por el escaso hilo de agua que discurre por ese punto.