domingo, 8 de febrero de 2009

Aprobado un Plan de Uso y Gestión ilegal y fraudulento en el Parque del Sureste

Nota de prensa

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado en la mañana de hoy un Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque del Sureste, con más de nueve años de retraso y que es ilegal en alguno de sus articulados, favoreciendo los intereses de algunos de los sectores que más contribuyen a su degradación como son el sector de urbanismo especulador, el sector cinegético o el sector minero. Además de autorizar los campos de golf y cualquier tipo de instalación deportiva en el interior de su territorio, permite el relleno de graveras y huecos con todo tipo de tierras y escombros, incluidas aquéllas con contaminantes o que procedan de tuneladoras. Este PRUG  ha sido aprobado en la más absoluta clandestinidad, sin ser informado por la Junta Rectora. Las organizaciones ecologistas recurrirán ante los tribunales este documento.

Lamentablemente las previsiones más pesimistas de los colectivos ecologistas que defienden el Parque del Sureste (ARBA, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo) se han cumplido con creces. El Consejo de Gobierno de Esperanza Aguirre ha dado luz verde a un reglamento que supondrá un golpe definitivo a la conservación de este valioso espacio natural madrileño, siendo un documento totalmente impresentable en lo que respecta a la regulación de actividades como la caza, la extracción de áridos, la agricultura y el uso público.

En lo que respecta a ésta actividad autoriza, no sólo la construcción de campos de golf, sino cualquier instalación deportiva dentro del Parque. Las presiones de algunos Ayuntamientos han dado sus frutos, como el presidido por Pedro Castro (Getafe), que tiene ahora la puerta abierta para la construcción de un campo de golf en las inmediaciones del Manzanares. Este punto resulta contrario con lo establecido en la Ley 6/98 o el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales, los cuales no contemplan en ningún caso las instalaciones de uso deportivo. El escenario que se presenta a la vuelta de algunos años son 16 campos de golf, polideportivos, campos de fútbol... en cada uno de los municipios que componen el Parque.

El texto aprobado resulta prácticamente un insulto en lo que se refiere a la “protección del suelo y los recursos geológicos”. En este punto institucionaliza la utilización del Parque como la gran escombrera regional, cosa que ya estaba ocurriendo de forma fraudulenta. Pero lo más vergonzoso es que se permite para el relleno de huecos y restauración de graveras, todo tipo de tierras, incluidas aquellas que procedan de tuneladoras o que puedan contener sustancias contaminantes. Este hecho va a ocasionar daños irreversibles en los suelos del Parque y una alteración de las condiciones físico-químicas de los mismos. Sin duda, al Gobierno de Esperanza Aguirre le preocupa más ubicar los escombros de obras del urbanismo salvaje o del cierre de la M-50 que la conservación de los valores ambientales de su región.

Por lo que respecta a la caza queda supeditada a la aprobación de un Plan de Ordenación Cinegética (POC), cuyo borrador autorizaba la actividad cinegética en zona prohibidas. Por otro lado, en ningún artículo del PRUG se hace mención alguna a la prohibición expresa por la Ley a que se cace en las zonas de mayor valor ambiental.

Tampoco el nuevo PRUG parece que vaya a suponer una regulación sostenible para la actividad de la minería de áridos, uno de los usos que más han degradado la zona, ya que, entre otros motivos, es incapaz de limitar la concentración abusiva de explotaciones en la zona sur (Ciempozuelos-Titulcia-San Martín de la Vega). Sólo en Ciempozuelos está proyectado el establecimiento de más de la mitad de las graveras que operan en todo el Parque.

En cuanto a la agricultura, una de las mayores causas de contaminación de aguas y suelos, hay una nula voluntad por controlar el empleo masivo de productos fitosanitarios. Para las asociaciones ecologistas se deberían elaborar una serie de plazos para reconvertir el sector hacia la agricultura ecológica, más acorde con los objetivos de conservación de un Parque Regional.

En general, el texto presentado no aporta nada nuevo a la normativa y planificación ya existente. Con demasiada frecuencia el PRUG es copia del PORN pero rebajando la casuística o el grado de restricción. Igualmente, aparecen apartados redactados de tal forma que reducen el grado de protección establecido por diferentes normativas. Más bien parece un texto redactado por el sector del urbanismo, de la construcción, de la caza y de la extracción de áridos que por técnicos con vocación de conservar un espacio natural.

Las organizaciones ARBA, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo estudian llevar al Gobierno Regional a los Tribunales de Justicia, al Defensor del Pueblo y a la Comisión Europea por la aprobación de este reglamento totalmente ilegal y que ocasionará un daño irreversible a los ecosistemas de los cursos bajos de los ríos Jarama y Manzanares.

Comarca del Sureste, a 5 de febrero de 2005

Para más información: 

Antonio Martínez 616 179 442,  Raúl Urquiaga 675 569 118 y

Mª Ángeles Nieto 656 925 082